CUATRO UMBRALES DE LA ESTÉTICA TAO

En el umbral del Jardín de Pan Yun-Tuan, junto a la puerta de la luna, colgaban estos caracteres:

 


 

Empatía

Entramos en el jardín al clarear el día, luz del alba


Tal como somos, así vemos

R. W. Emerson 

¡No vayas al jardín de las flores!

¡Oh amigo, no vayas allá!

En tu cuerpo está el jardín florido.

Siéntate en los mil pétalos del loto,

y contempla allí la Belleza Infinita

¿No has oído la melodía que toca la Música Silenciosa?

En el centro de la cámara del arpa del gozo

resuena con suavidad y dulzura;

¿Para qué quieres ir fuera a escucharla?

Kabir 

El objetivo del artista es revelar las armonías que subyacen en la realidad y que no pueden percibir los sentidos, porque están hehcas de materiales más sutíles que las partículas u ondas electromagnéticas que excitan los cinco sentidos

L. Racionero

Ritmo Vital

Pleno sol en el jardín


Cuando la percepción no tiene mezcla de pensamientos ni expectativas es cuando puede realizar en el cuerpo de danza suprema


En crecimiento, decadencia o resistencia, el Universo es siempre una tensión. El artista (…) va a captar esa tensión propia y característica de cada cosa en el momento y en el contacto de interacción en que las encuentra. En eso consiste la representación del movimiento del espíritu por medio de los ritmos vitales de la naturaleza

L. Racionero
Page of the I Ching Book of Changes , Song Dynasty printing of between 960 and 1269 .

I Ching Book of Changes

Reticencia

Atardece en el jardín


Lo que se sugiere no se debe decir


Sólo en la serenidad y el silencio es posible la empatía, la concentración necesaria para rendirse totalmente al estado de ánimo de la obra de arte, hasta que ésta se rinde totlamente a nosotros y nos lo transmite


La posibilidad de resonancia se basa se basa en la existencia de isomorfismos (o similitud de estructuras) entre los diversos seres, que es el viejo postulado chino de armonía universal

L. Racionero

Las hojas del plátano cubren el patio

El musgo invadde la celda solitaria

El monje y el visitante, habiendo intercambiado palabras sublimes, se callan

En el aire flota un aroma desconocido

Lao-tse, Tao Te Ching, XI

Vacío

Es de noche en el jardín de Pan-yun-tuan


Soledad sonora


Unimos treinta radios y lo llamamos rueda; pero es en el espacio vacío donde reside la utilidad de la rueda

Moldeamos arcilla para hacer un jarro; pero es en el espacio vacío donde reside la utilidad del jarro

Abrimos puertas y ventanas cuando construímos una casa; son estos espacios vacíos los que permiten utilizar la casa

Por lo tanto igual que aprovechamos lo que es,
deberíamos reconocer la utilidad de lo que no es

Lao-tse, Tao Te Ching, XI

 

<<<